Patrimonio Cultural de Barbate

  • Torre de Meca

    Identificación

    Torre de Meca. También se la conoce con los nombres de torre de La Breña y torre Romeral.

    Ubicación

    Altos de Meca, siendo sus coordenadas geográficas 36º 11´30´´ LN y 6º 00´40´´ LW.

    Fecha de Construcción

    Década de 1820.

    Descripción

    Estamos ante una construcción troncocónica sobre plinto circular de poco más de trece metros de altura hasta el pretil del terrado. Al vano de entrada, situado en alto, se accedía por una escalera portátil. Este vano da paso a un zaguán engastado en el muro y abovedado, el cual conduce a la única estancia de la torre. Se trata de una habitación circular cubierta por una bóveda semiesférica que presenta un óculo en su clave y un vano cuadrangular en sus riñones. El primero servía para facilitar la comunicación entre terrado y estancia, así como el segundo se utilizaba para acceder a la garita.
    La estancia tiene la particularidad de estar dividida en dos plantas por un forjado de madera, realizándose la comunicación entre ambas mediante una escalera portátil, la misma que se emplearía para pasar a la garita. Otra particularidad de la torres es el elevado número de tragaluces con que cuenta, en concreto siete, organizados en dos niveles para iluminar las dos plantas de la estancia. Del terrado, sólo destacar su pequeña superficie y el pretil a la barbeta con derrame al interior que lo circunda. Precisamente el arranque de éste se señala a través de un baquetón.
    Aunque construida en el siglo XIX, la torre de Meca mantiene un acusado paralelismo estilístico con las erigidas en el XVI, sobre todo en lo referente a su fisonomía externa (forma troncocónica, entrada en alto, pretil corrido, etc.). No hay más que compararla con la vecina torre de El Tajo. Sin embargo, a diferencia de ésta, la de Meca resulta más estilizada y esbelta debido al reducido diámetro de su base, que no alcanza los seis metros, y al escaso releje de su paramento. Por último, como también ocurriera en la de El Tajo, se utilizaron mampuestos para su construcción.

    Datos históricos

    Los problemas de visibilidad existentes entre las torres de El Tajo y Trafalgar, acentuados ante el progresivo estado de ruina de ésta, impedían la correcta transmisión de señales de aviso entre ambas. Esto se intentó atajar con la instalación de un puesto de vigía en el punto intermedio más prominente, los Altos de Meca, aunque la solución definitiva no llegaría hasta que se construyera la torre de Meca, cuyas obras probablemente fuesen sufragadas por la villa de Vejer.

    Usos y estado de conservación

    La Torre de Meca se encuentra en buen estado de conservación gracias a la acertada restauración que se llevó a cabo entre 1992 y 1993, en la que se restituyó el forjado de madera y se reforzó su cimentación, amén de otras actuaciones. En la actualidad, junto a la torre de El Tajo, es uno de los mayores atractivos turísticos del Parque Natural de La Breña, pudiendo ser visitada con la preceptiva autorización.


    Situación Administrativa

    La Normativa de Protección y Prevención del Patrimonio Histórico de Carácter Arqueológico en Barbate, aprobada a comienzos de 2004 (BOP nº78, de 3 de abril de 2004), asignó a la torre de Meca el nivel de protección integral, máximo nivel de protección que se otorgó a aquellos yacimientos que debían ser conservados íntegramente para su estudio y disfrute cultural público.

  • Torre del Tajo

    Identificación

    Torre de El Tajo. A lo largo de su historia también ha recibido otros nombres, como torre de Meca, Nueva o de la Tembladera.

    Ubicación

    Junto al borde del acantilado de El Tajo, siendo sus coordenadas geográficas 36º 10´25´´ LN y 5º58´24´´ LW.

    Fecha de Construcción

    1585-1588


    Descripción

    La torre de El Tajo es una construcción troncocónica sobre plinto circular de catorce metros y cinco centímetros de altura hasta el pretil del terrado. Un patín, restituido hoy en parte, es el medio de acceso al vano de entrada, encuadrado por sillares y al que protege una ladronera sustentada por ménsulas. El vano da paso a un zaguán engastado en el muro de la torre y éste, a su vez, al único habitáculo de la misma, que se asienta sobre su colmatado cuerpo inferior. La estancia, circular, se cubre con una bóveda semiesférica, en cuya clave se observa un óculo para facilitar la comunicación con el terrado.
    En esta estancia se encuentra la entrada a la caja de la escalera helicoidal, también embebida en el muro, que conduce a la garita. Señalar de caja y garita que la primera está iluminada por el único tragaluz que posee la torre y la segunda cuenta con una saetera. De la garita pasamos al terrado, al que cerca un pretil a la barbeta, con derrame al exterior, el tipo habitual en las torres artilladas. La separación entre el pretil y el resto de la torre se subraya a través de un baquetón.
    Por último, decir que la torre, construida en mampostería, es un edificio robusto, sólido y opaco, características que revelan su antigüedad y su parentesco con las levantadas en la costa de Huelva por aquellas mismas fechas.

    Datos Históricos

    La construcción de la torre de El Tajo formaba parte del proyecto concebido por el comisionado real Luis Bravo de Lagunas en 1577, quien justificó su erección alegando la necesidad de defender el cabo de la Tembladera (zona acantilado de El Tajo) y de enlazar las torres de Trafalgar y Barbate. Esta función, la de transmitir señales de aviso en caso de peligro a ambas torres, no pudo realizarse de manera satisfactoria debido a los problemas de visibilidad entre la torre de El Tajo y la de Trafalgar, cirucunstancia que motivó la posterior construcción de la torre de Meca. Por último, señalar que las obras fueron sufragadas entre el duque de Medina Sidonia y la villa de Vejer, en cuyo término se enclavaba.

    Usos y estado de conservación

    La torre de El Tajo se encuentra en buen estado de conservación gracias a la acertada restauración que se llevó a cabo entre 1992 y 1993, en la que se restituyeron elementos como la ladronera, la escalera interior o la garita, además de otras actuaciones. En la actualidad, junto a la torre de Meca, es uno de los mayores atractivos turísticos del Parque Natural de La Breña, pudiendo ser visitada con la preceptiva autorización.

    Situación Administrativa

    La Normativa de Protección y Prevención de Patrimonio Histórico de Carácter Arqueológico en Barbate, aprobada a comienzos de 2004 (BOP nº. 78, de 3 de abril de 2004), asignó a la torre de El Tajo el nivel de protección integral, máximo nivel de protección que se otorgó a aquellos yacimientos que debían ser conservados íntegramente para su estudio y disfrute cultural público.

  • Ayuntamiento

    Identificación

    Ayuntamiento

    Ubicación

    Plaza de la Inmaculada Concepción sin número.

    Arquitecto

    Casto Fernández-Shaw Iturralde (1896-1978).

    Fecha de construcción

    1951-1953

    Descripción

    En el ayuntamiento de Barbate Castro Fernández Shaw muestra su faceta ecléctica, al inspirarse en un estilo arquitectónico del pasado, el neoclásico, cuya monumentalidad y solemnidad le venían muy bien a un edificio oficial y representativo como era una casa capitular. Su zona más destacada es la parte central de la fachada principal. La escoltan y rematan dos torres-fachada, gemelas, el tipo de torre que realizara Torcuato Benjumea en la iglesia gaditana de San José, de planta cuadrada, con columnas binadas jónicas adosadas en cada uno de los vértices y cúpula revestida de azulejos coronada por linterna. Entre éstas, el basamento almohadillado da paso a la balconada, donde observamos, donde observamos tres balcones con frontones, protegidos por balaustradas y separados por seis columnas adosadas, cuatro de ellas binadas, jónicas con guirnaldas. Sobre la cornisa y el antepecho vemos un ático con el escudo de Barbate de Franco en relieve.
    En la fachada trasera cuatro pilastras de orden gigante sostienen un frontón que sobrepasa la línea del antepecho, si bien la tensión decorativa es mucho menor que en la principal, al igual que sucede en los paramentos exteriores laterales, mucho más sobrios. El interior del ayuntamiento se articula en torno a un espacioso vestíbulo, en el que e encuentra la no menos amplia escalera que da acceso a las dependencias de la planta alta.
    Por último, en 1960 se instaló el reloj en el tambor de las torres, cerrándose con ello sus arcos de medio punto. Así quedó fijada la imagen que hoy posee el ayuntamiento.

    Usos y estado de conservación

    El edificio sigue siendo la sede del Ayuntamiento de Barbate. Aunque, en general, el estado de conservación es bueno, en la parte central de su fachada principal se han producido algunos desprendimientos y el agrietamiento de algunas columnas, evidentes signos de un ligero deterioro.

  • Colegio de Nuestra Señora del Carmen

    Identificación

    Antiguo Colegio Nuestra Señora del Carmen. También se le conoce popularmente como "colegio de doña Áurea".

    Ubicación

    Avenida José Antonio número 23.

    Arquitecto

    Francisco Hernández-Rubio Gómez (1859-1950).

    Fecha de Construcción

    1920-1922.

    Descripción

    Aunque no hemos podido dar con los planos originales del colegio Nuestra Señora del Carmen, descripciones de la época, testimonios orales y el propio edificio ayudan a suplirlos, dada nuestra intención de evocarlo tal y como el arquitecto lo concibió. El colegio es una obra de madurez del jerezano Hernández-Rubio y, como tal, prima en él la preocupación por la comodidad y un mayor sentido de simplificación. Esto se comprueba en la funcional división de sus espacios interiores, donde distinguimos tres zonas bien diferenciadas, la de enseñananza, la de residencia para profesores y la de recreo. En la primera encontramos dos espaciosas aulas, una a cada lado del no menos hermoso vestíbulo, asimismo bilblioteca, sala de reunión y gabinete de recibo, estos últimos ubicados en una planta alta parcial, la única de todo el inmueble. A espaldas de esta zona las dependencias de profesores, que incluían dormitorios, comedor, cocina, retretes, despensa y cuartos de baño, para que el personal docente puediese vivir en ellas sin ningún tipo de aprietos. Y entre ambos sectores, un vasto patio embaldosado que permitiría divertirse a los niños sin abandonar el recinto escolar.
    Del colegio cabe resaltar su sencillez y funcionalidad, también su solidez y sobriedad, perceptibles en la pieza más característica del conjunto, la fachada principal. Resaltaremos de ella su simetría y, sobre todo, el uso combinado de piedra ostionera y ladrillo. A ambos los emplea vistos, es decir, sin ningún tipo de revestimientos, el primero, en los muros, y, el segundo, como elemento decorativo, en zócalo, pilastras, cornisas y marcos de ventanas. Al utilizar piedra ostionera en los muros, aunque labrada, otorga mayor consistencia a la construcción.

    Datos históricos

    El colegio fue costeado por Serafín Romeu Fagés (1877-1937), empresario almadrabero, político liberal y, desde marzo de 1922, conde de Barbate por su labor benefactora. Éste confió a las hijas de la Caridad la dirección de la escuela, algo que hicieron hasta mediada la II República. Aquí residían e incluso habilitaron una de las dependencias como capilla. Tras su marcha, maestros nacionales ocuparían su lugar, siendo uno de ellos Áurea López de los Santos, que ejercería la docencia durante muchos años en este centro, dodnde también vivía.
    En 1927 Serafín Romeu aportó la finca al capital social de la sociedad anónima General Almadrabera, de la que era accionista. Dos años más tarde esta entidad harío lo propio con respecto al Consorcio Nacional Almadrabero, aportación realizada gratuitamente y con la condición de que cuidase del sostenimiento de la escuela. Al liquidarse el Consorcio, en 1973, el Patronato Municipal de la Vivienda se planteó adquirir el edificio para convertirlo en residencia de ancianos, compra que se hizo efectiva en 1975. Desde 1979 hasta 1985 la residencia, promovida por Cáritas Interparroquial, estuvo en funcionamiento, eso sí, se ubicaba en una zona diferente a la de aulas. Cuando se disolvió el Patronato, en 1983, el Ayuntamiento de Barbate, como su sucesor universal, pasó a ser el propietario del inmueble.

    Usos y estado de conservación

    El interior del colegio se encuentra totalmente modificado, aún así, la primitiva zona de enseñanaza siguió teniendo tal uso hasta 2005, en concreto, las aulas de Educación Infantil del Colegio Público de Educación Infantil y Primaria Baesippo. En la actualidad, el Ayuntamiento destina las antiguas aulas a diversos usos. Lo que antaño fuera residencia para profesores hoy en día albera la sede de la Delegación de Tecnologías de la Información e Innovación y Desarrollo Sostenible. El vestíbulo acoge, además, una oficina de información turística.
    Por el contrario, las fachadas mantienen en líneas generales su aspecto original, aunque se hayan acometido algunas actuaciones erróneas, como el cerramiento de la puerta situada en la fachada trasera, ele levantamiento más de un metro del muro que rodea el patio de recreo y la ruptura de la fachada en determinados puntos para instalar puertas. Con todo, el estado de conservación es bueno.

    Situación administrativa

    El edificio, como afirmamos antes, es propiedad del Ayuntamiento de Barbate.

  • Faro de Trafalgar

    Identificación

    Faro de Trafalgar.

    Ubicación

    Extremo del cabo de Trafalgar.

    Ingeniero

    Eduardo Saavedra Moragas (1829-1912), en colaboración con Rafael Navarro, Antonio de Palacio y Manuel García, alumnos de la Escuela de Caminos.

    Fecha de Construcción

    1860-1862.

    Descripción

    Saavedra proyectó un faro de treinta y cuatro metros de altura cuyo elemento más señalado era el fuste, un cuerpo de forma trococónica de veintinueve metros y medio construido con sillares vistos. Sobre él, otro cuerpo, esta vez cilíndirco y de ciento ochenta y cinco centímetros, sostenía la linterna. Este era el aspecto original del faro hasta que la instalación en 1926 de una nueva luminaria hizo necesaria su modificación.
    En efecto, ante el mayor peso de la maquinaria hubo de reforzarse la torre, pues peligraba una estabilidad ya de por sí precarioa debido a los temporales de viento. Las obras se llevaron a cabo en 1929, siguiendo un proyecto del ingeniero Carlos Iturrate, quien optó por adosarle contrafuertes que se unían en su parte superior mediante arcos apuntados. Desde entonces quedó configurada, más o menos, la imagen que en la actualidad presenta, rebosante de plasticidad y nitidez, gracias, respectivamente, a los claroscuros causados por los contrafuertes y al encalado final.

    Datos históricos

    Para la construcción del faro se aprovecharon los mateirales de la torre almenara de Trafalgar, ubicada en sus inmediaciones y derribada en 1860. Por otra parte, el faro se iluminó por primera vez el quince de julio de 1862. Su luz, con un alcance aproximado de diecinueve millas, la producía un aparato óptico de segundo orden, el cual, tras unas modificaciones realizadas en 1936, se convirtió en un aparato de primer orden, hecho que supuso un notable aumento en el alcance de su haz luminoso, en torno a las cuarenta millas.

    Usos y estado de conservación

    El faro de Trafalgar sigue funcionando como tal, y el estado de conservación es bueno.

    Situación administrativa

    El mantenimiento del faro de Trafalgar es competencia de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, integrada en el ente público Puertos del Estado, que, a su vez, está adscrito al Ministerio de Fomento. Por otra parte, la Normativa de Protección y Prevención del Patrimonio Histórico de Carácter Arqueológico en Barbate, aprobada a comienzos de 2004 (BOP nº78, de 3 de abril de 2004), asignó al cabo de Trafalgar, accidente geográfico donde se ubica el faro, el nivel de protección integral, máximo nivel de protección que se otorgó a aquellos yacimientos que debían ser conservados íntegramente para su estudio y disfrute cultural público.

  • Centro de Adultos

    Identificación

    Antigua Casa de la Juventud y Actual Centro de Adultos.

    Ubicación

    Avda. Del Mar número 58.

    Arquitecto

    Carlos Solís Llorente

    Fecha de Construcción

    1956

    Descripción

    La antigua Casa de la Juventud es un edificio de formas simples y sencillas, en el que prima, como en tatas otras construcciones de la época, la búsqueda de la funcionalidad. No obstante, presenta algunos elementos que le confieren cierta singularidad. El principal deriva del privilegio que el arquitecto concede a al visión frontal del edificio, hablamos del pórtico de entrada, mediante el cual monumentaliza su acceso. Se trata de un pórtico abierto al exterior, en saledizo, sostenido por una arquería de medio punto, en concreto, cinco arcos. Y habilitada sobre el pórtico, una terraza, a la que circunda un pretil con enrejado y a la que se accedía desde la planta primera.
    Por lo demás, las fachadas de la antigua Casa de la Juventud, sobrias, encaladas, la recorren dos cornisas, en realidad unas simples molduras que señalan la separación entre las dos plantas y entre el antepecho y la segunda. Tan sólo en esta última, en el tramo que se encuentra sobre la terraza, la decora con tejas curvas. Éstas también las utiliza para cubrir la techumbre a cuatro aguas del castillete que corona la construcción.

    Datos históricos

    La antigua Casa de la Juventud fue construida por el Patronato Social José Antonio Primo de Rivera.

    Usos y estado de conservación

    El edificio se encuentra en buen estado de conservación. Su interior está muy modificado, sin embargo, las fachadas, a pesar de algunos retoques de color en las cornisas y en el zócalo, mantienen básicamente su aspecto original. Por lo que respecta a los usos, en la actualidad es la sede del Centro de Adultos y del Museo Local de Tradiciones y Costumbres Populares, si bien sus habitaciones también las utilizan el Ayuntamiento y diversas asociaciones locales.

  • Iglesia Parroquial de San Paulino

    Identificación

    Iglesia parroquial de San Paulino

    Ubicación

    Calle San Paulino número 1.

    Arquitecto

    Manuel Fernández-Pujol Fernández (titulado en 1929).

    Fecha de construcción

    1946-1954.

    Descripción

    La iglesia de San Paulino posee planta de cruz latina, si bien el ábside, que es poligonal, y los brazos del crucero presentan un escaso desarrollo. En sentido longitudinal la recorre una sola nave con bóveda de cañón reforzada mediante arcos fajones que descargan su peso en pilastras. En sentido transversal, es decir, en el crucero, sucede otro tanto de lo mismo, aunque su ya mencionado escaso desarrollo no hace necesaria la utilización de arcos fajones. Cabe señalar que una imposta revela la línea divisoria entre el muro y la bóveda. En la intersección de ambas naves se observa una cúpula, nervada y con óculos, levantada sobre cuatro arcos torales a través de pechinas.

    Centrándonos en el exterior, destacaremos que las naves se cubrieron con techumbres a dos aguas de tejas curvas, sin embargo, a comienzos de la década de los setenta del pasado siglo, hubo de sustituirse en la nave principal este tipo de cubierta por otra plana. Sobre el crucero, y cubriendo la cúpula, se eleva una torre de forma cuadrangular cuya cubierta a cuatro aguas está coronada por una linterna, rematada a su vez por una cupulilla revestida de azulejos azules. Y adosado a la fachada principal se encuentra el campanario, que está compuesto de torre de planta cuadrangular, campanario de forma octogonal y cúpula revestida de azulejos blancos y azules.

    El conjunto es de una gran austeridad y sencillez, apreciables tanto en el interior como en el exterior. En ello influyen el acabado de los paramentos, lisos y encalados, la escasez y reducido tamaño de los vanos, y la insignificante presencia de elementos decorativos. Buen ejemplo de tales características da la fachada principal, con su gran puerta sin ningún tipo de detalle ornamental, su pequeño rosetón y su hornacina vacía.

    Añadir que en torno al templo encontramos arias dependencias parroquiales como son sacristía, despacho de párroco, archivo, aula para catequesis, vivienda, etc. Para levantar esta última, a finales de los setenta del siglo pasado, tuvo que derribarse un pequeño baptisterio situado junto al lado derecho de la fachada principal.

    Del interior de la iglesia vamos a señalar aquellos elementos que, a nuestro juicio, merecen atención. En primer lugar, cinco grandes óleos de pintor italiano Ciro de Michele, realizados entre 1954 y 1958, que reflejan escenas marineras del Evangelio. En segundo lugar, las seis vidrieras donde están representados la Virgen del Carmen, San Paulino, La Virgen de Pilar, la Virgen de la Oliva, San José y la Inmaculada Concepción, y rosetón, con las insignias carmelitanas. En el tercer lugar, la capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno, en la que están expuestas al culto la imágenes de Nº. P. Jesús Nazareno (Vicente Tena, 1927), María Santísima de los Dolores (Miguel Láinez Capote, 1941) y San Juan Evangelista (Juan Abascal Fuentes, 1975). En cuarto lugar, la capilla del Cristo de Medinaceli, en la que vemos las tallas de Nº. P. Jesús Cautivo y Rescatado (Miguel Láinez Capote, 1950) y María Santísima de la Trinidad (Fernando Buiza, 197?). En quinto lugar, el sencillo retablo de madera, de embero y limoncillo principalmente, que preside el presbiterio, diseñado por la empresa ÇSantarrufina en 1973. En él observamos las imágenes de Santísimo Cristo del Amor (Enrique Casterá, 1965), San Paulino (Francisco de P. Gomara, 1944) y la Virgen del Carmen (Eduardo Espinosa, 1938). En sexto lugar, dos imágenes de ángeles ubicadas en el sagrario, atribuidas a “La Roldana” y fechadas entre 1686 y 1689. Y en séptimo lugar, la talla de cristo crucificado situado en la sacristía, que fue traída a principios del siglo XX de Vejer y cuyo autor se desconoce, así como su datación, aunque por sus características pueda fecharse en los siglos XVI O XVII.

    Datos históricos

    La construcción de un templo que pudiese acoger la numerosa feligresía de Barbate fue una necesidad resuelta temporalmente por la curia con el levantamiento de la modesta iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San Paulino (1937). La solución definitiva llegaría más tarde, al concurrir una serie de circunstancias favorables, de las que destaremos la erección en nuestra diócesis de veintinueve parroquias en septiembre de 1944, entre ellas la de San Paulino, y la puesta en marcha, con ello, de determinados mecanismos para facilitar la construcción y/o ampliación de templos en ellas. A estos hechos habría que sumar la disponibilidad económica de las administraciones central y municipal, con sus subvenciones. De esta forma pudo ponerse la primera piedra del nuevo templo el doce de octubre de 1946.. Su construcción también fue posible gracias a las donaciones del Consorcio Nacional Almadrabero y de los vecinos, movilizados en torno a la Junta Pro-Parroquia, organismo constituido en enero de 1948 y en el que predominaban los representantes des sector pesquero. Por último, cabe señalar el papel jugado por el sacerdote Manuel López Benítez, destinado en nuestro pueblo desde 1941, quien puede considerarse como uno de los principales impulsores del proyecto por su capacidad de coordinación y de movilización, cualidad que incluso puso de manifiesto tras la bendición del templo, el doce de octubre de 1954, cuando hubo que adecentarlo.


    Usos y estado de conservación

    La iglesia de San Paulino sigue funcionando como tal. En cuanto a los cambios arquitectónicos, no demasiados, merecen destacarse los ya reseñados de la cubierta de la nave principal y el derribo del baptisterio. Y por lo que respecta a los cambios de imagen, a comienzos de 2004 se procedió a pintar determinadas zonas de las fachadas en color albero, abandonándose así el predominio primigenio de la cal. En cualquier caso, y teniéndolos en cuenta, el aspecto que hoy presenta el templo apenas difiere del que presentaba hace cincuenta años, siendo su estado de conservación más que aceptable.

    Situación administrativa

    El edificio es propiedad del obispado de Cádiz y Ceuta.

  • Ermita de San Ambrosio

    Identificación

    Ermita de San Ambrosio.

    Ubicación

    Kilómetro 10 de la CA-218 (Vejer-Barbate).

    Fecha de construcción

    Siglo VII.

    Descripción

    La ermita de San Ambrosio tiene una única nave, con orientación de oeste a este, que se estructura mediante cuatro arcos fajones apuntados de ladrillo. Éstos sostenían la hoy desaparecida cubierta a dos aguas con techumbre de tejas sobre vigas de madera y tablazón. Los cuatro arcos descansan en ocho columnas adosadas a los muros, una para cada apoyo, las cuales se rematan con cimacios y nacelas, salvo las dos más cercanas al ábside, que lo hacen con capiteles de orden compuesto, posiblemente de origen romano.
    A los pies de la nave encontramos el nártex cuya cubierta, también perdida, era a un agua con caída hacia el oeste. La comunicación entre ambos espacios se resuelve con la inserción en el muro que los separa de un vano de herradura apuntado, enmarcado por un alfiz y rematado por el escudo eclesiástico del obispo Pedro Fernández de Solís. Sobre éste existen tres cruces, a la izquierda, la de San Andrés; en el centro, la cruz-calvario del Carmelo; a la derecha, encima de la cubierta de éste, se remata con un óculo central abocinado y un reloj de sol en el vértice superior. Por otra parte, al nártex se accede desde el exterior por un vano de medio punto apoyado sobre jambas de sillería.
    En el extremo este de la ermita, la cebecera, observamos el ábside cuadrangular. Lo separa de la nave un muro en el que se abren un arco ojival central con sendos medios arcos de descarga laterales. El ábside está dividido en tres espacios, cuyas funciones resultan difíciles de precisar dado el deterioro en que se encuentran, aunque parece lo más lógico que pudieran corresponder al presbiterio y dependencias contiguas (sacristía, sagrario, etc.). Justo detrás del ábside se encuentran los restos, de origen romano, de una alberca, que algunos investigadores identifican como el baptisterio.
    Contempla la ermita una capilla de planta cuadrada anexa al muro norte de la nave, que se cubre con una bóveda ochavada sobre trompas. En la actualidad se accede a ella desde el exterior, sin embargo, en su origen, se accedía desde la nave a través de un vano de medio punto hoy cegado.
    Por último, añadir que los materiales de construcción empleados en la ermita son diversos, alternándose sillares, mampuestos y ladrillos.

    Datos históricos

    La ermita visigoda de San Ambrosio fue construida en el siglo VII sobre los restos de una villa romana, algunos de los cuales se reutilizaron en el edificio, como los capiteles de orden compuesto cercanos al ábside. Para concretar, su consagración tuvo lugar el 14 de noviembre de 644, cuando el obispo Pimenio, titular de la diócesis asidonense, depositó unas reliquias de los mártires Vicente, Félix y Julián en la base de una columna previamente horadada con el fin de que sirviera de ara. Así lo testimonia la inscripción que se grabara en el fuste de dicha columna.
    La ermita desde entonces, ha sido objeto de varias reformas. La más importante, quizás, la que promoviera Pedro Fernández de Solís, obispo de Cádiz entre 1473 y 1500. De esta época datan, por ejemplo, la capilla lateral, los arcos fajones apuntados y la colocación de su propio escudo.

    Usos y estado de conservación

    Desconocemos la fecha en que la ermita fue dejada a su suerte, lo cierto es que hoy en día se encuentra en una situación de total abandono y manifiesta un alto grado de deterioro. Y esto último a pesar de la labor realizada por la Escuela-Taller San Ambrosio (1999-2003), cuya ambicioso objetivo inicial recuperar tanto la ermita como su entorno, aunque tan sólo se lograsen llevar a cabo el adecentamiento de la zona y unos interesantes trabajos arqueológicos. Buena muestra del deterioro dan la ausencia de cubiertas, el apuntalamiento de los cuatro arcos fajones, loa falta de revestimientos o la degradación de los materiales constructivos en determinados puntos.

    Situación administrativa

    La ermita y los terrenos que la circundan son propiedad del obispada de Cádiz y Ceuta. Al tratarse de uno de los escasos ejemplos de arquitectura visigoda en el sur peninsular, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía determinó, mediante el Decreto 75/2004, de 17 de febrero (BOJA nº. 52, de 16 de marzo de 2004), declararla bien de interés cultural con categoría de monumento. En el mismo texto también se declararon bienes de interés cultural los siguientes bienes muebles: la inscripción fundacional de la ermita, hoy depositada en el santuario de Nª. Sª de la Oliva (Vejer de la Frontera), la imagen de San Ambrosio que estuviera expuesta al culto en la capilla lateral, hoy localizada en la parroquia del Divino Salvador (Vejer de la Frontera).

    El Ayuntamiento de Barbate, consciente de su valor, en la Normativa de Protección y Prevención del Patrimonio Histórico de Carácter Arqueológico en Barbate, aprobada a comienzos de 2004 (BOP nº. 78, de 3 de abril de 2004), le asignó el nivel de protección integral, máximo nivel de protección que se otorgó a aquellos yacimientos que debían ser conservados íntegramente para su estudio y desfrute cultural público.

Imprimir Correo electrónico