Patrimonio Cultural de Zahara de los Atunes

  • Castillo de Zahara de los Atunes

    Identificación

    Castillo de Zahara de los Atunes. A lo largo de su historia también ha recibido las denominaciones de castillo de Jadraza y Palacio de las Pilas. Los vecinos de Zahara lo conocen popularmente como “el palacio”.

    Ubicación

    Calle Gobernador Sánchez González S/N.

    Fecha de Construcción

    Siglo XVI

    Descripción

    El castillo de Zahara de los Atunes es una construcción de planta cuadrangular delimitada por cuatro lienzos de muralla de una altura que oscila entre los cinco y los siete metros, y cuya fábrica está realizada en mampuestos tomados con cal y guijarros, contando en sus esquinas con refuerzos de cantería. Además, no poseen merlones y sí un estrecho camino de ronda. Al parecer, en su origen, contó con tres torres, la de levante, situada en la esquina noreste, de la que hoy sólo se conserva la sillería de arranque, la de poniente, levantada en la esquina noroeste, en la actualidad muy transformada por diversas y numerosas modificaciones, y la de la vela, ubicada en la parte central del recinto y en la que se emplazaba el campanario, de la cual no quedan restos. Hay quien sostiene que en la esquina sureste, junto al pozo, existió una cuarta torre, si bien en los planos conservados de la fortaleza no se hace referencia a ella como tal. Señalar de las torres de poniente y de levante que sobrepasan en altura a sus lienzos murarios, avanzando también respecto a las alineaciones de éstos.
    En la muralla se abrieron, en un principio, tres puertas, dos hacia el mar y una hacia tierra. La puerta de tierra se encuentra en el lienzo oeste y, a diferencia de las de mar, se halla muy alterada por añadidos posteriores. A estas tres puertas se añadiría en el siglo XX una cuarta, la puerta nueva, abierta en el lienzo norte, un sencillo arco de medio punto con intradós de ladrillos.
    Dos de los elementos reseñados, muralla y torres, anuncian la obvia función defensiva del castillo, Sin embargo, no es la única, puesto que también hemos de considerar la residencial y la industrial. En efecto, algunas de sus dependencias acogían viviendas. Así, la que algunos consideran como la cuarta torre, era la residencia de los duques de Medina Sidonia en sus visitas. Del mismo modo, las torres de poniente y levante servían para alojamiento, del casero y del atajador respectivamente.
    En cuanto a la función industrial, el castillo se nos presenta como chanca y almacén de los enseres, pertrechos y artes de la almadraba de Zahara. Pese al deterioro y la transformación de sus estructuras, sabemos que esta chanca estaba dotada de unas magníficas instalaciones para el trabajo del atún, entre ellas citaremos almacenes, saladeros, patio para guardar los barcos, hornos, pozo de agua dulce, pilas de salazón, carnicería, etc.
    Por último, reiterar la consideración del castillo como la plasmación material de la triple función a la que hemos aludido. Resultaría imposible describirlo eludiendo alguna de ellas. Todas están presentes en sus características arquitectónicas.


    Datos históricos

    La fortaleza de Zahara fue construida por el duque de Medina Sidonia en el siglo XVI ante la necesidad de dotar a la almadraba de esta población de una infraestructura residencial, defensiva e industrial acorde con su relevancia. Y es que la almadraba zahareña era, junto a la de Conil, la más importante de Andalucía en aquellas fechas.
    Recordemos que Sancho IV “El Bravo” concedió en 1294 a uno de los antepasados del duque, guzmán “El Bueno”, el privilegio de armar almadrabas para la pesca de atunes en la zona del estrecho de Gibraltar como recompensa a su labor “reconquistadora”.

  • Antigua escuela de Zahara de los Atunes

    Identificación

    Antigua escuela de Zahara de los Atunes.

    Ubicación

    Calle Jábega sin número.

    Director de Obras

    Manuel Sánchez (maestro de construcciones). Además de la dirección de obra, fue el autor de los planos.

    Fecha de Construcción

    1920.


    Descripción

    La antigua escuela de Zahara es un austero y funcional edificio de una planta al que se accedía tras atravesar un jardín cercado por una verja de hierro. En origen, constaba de un aula de ochenta y cuatro metros cuadrados, situándose a continuación la vivienda del profesor, con su cocina, comedor, cuarto de aseo y dormitorio. Añadir que entre el aula y la vivienda se situaba el despacho del docente.
    De las fachadas, destacar el encalado de los paramentos y la tímida presencia de elementos decorativos, que se reducen a simples molduras en ventanas, cornisas y pretil. Todo mantiene en esta pequeña construcción, incluso su planta, rectangular, la tónica general de sobriedad y sencillez.

    Datos históricos

    La escuela fue costeada por el entonces diputado Serafín Romeu Fagés (1877-1937), empresario almadrabero al que gracias a su labor benefactora en las poblaciones de Barbate y Zahara le sería concedido título de Conde de Barbate en 1922. Al parecer, uno de los principales implusores de la construcción de la escuela fue Francisco Ardila, sacerdote destinado en Zahara cuyo compromiso con la tarea de alfabetizar a los niños de la aldea era notable.

    Usos y estado de conservación

    En la actualidad el edificio no tiene ningún uso, aunque hasta hace pocos años albergó un negocio de hostelería. En lo que respecta a su estado de conservación, puede decirse que es bueno, hallándose el interior muy modificado, no así el exterior, que mantiene, con escasas alteraciones, su imagen original.

    Situación administrativa

    El inmueble se encuentra en manos privadas.

  • Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen

    Identificación

    Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen.

    Ubicación

    Calle Gobernador Sánchez González sin número, en Zahara de los Atunes.

    Fecha de Construcción

    La estancia donde se ubica la iglesia fue construida en el siglo XVI, aunque fue habilitada como tal en 1906.

    Descripción

    La iglesia de Zahara posee planta rectangular, la que delimita una única nave cubierta con bóveda de cañón trasdosada. Ésta descansa en dos arquerías de medio punto, una para cada apoyo, compuestas de siete arcos cada una. En cuanto a los materiales de construcción, se utilizaron ladrillos cerámicos, salvo para la base de los pilares de los arcos, donde se emplearon sillares de piedra ostionera. En los huecos que forman estos arcos están situados la mayoría de los motivos culturales y exhornativos del templo.
    A la iglesia se accede desde una puerta abierta ex profeso en el lienzo norte del castillo, de hecho, su única fachada es un tramo del mismo, convenientemente revestido y encalado, sobre el que se erigió una sencilla espadaña.

    Datos históricos

    La iglesia de Zahara fue bendecida el treinta de mayo de 1906. Esto fue posible en gran medida gracias a los esfuerzos del sacerdote Francisco de Paula Fernández-Caro Pareja, el Padre Caro, entonces arcipreste de Vejer. Como emplazamiento se escogió una de las dependencias del vetusto castillo, la llamada "bóveda de la sal", es decir, el más importante saladero que poseía la fortaleza, de la que se aprovechó su estructura. De ahí que en 1906, como afirmamos antes, lo que se hizo fue habilitar este habitáculo como iglesia.

    Usos y estado de conservación

    La iglesia, que sigue funcionando como tal, se encuentra en un buen estado de conservación, aunque, como es lógico, debido a su antigüedad, presenta algunas deficiencias, por ejemplo en la cubierta.

    Situación Administrativa

    A la iglesia le afectan las mismas disposiciones legales que al Castillo de Zahara, al estar integrado en su recinto. En este sentido, la iglesia forma parte del entorno de dicho bien de interés cultural, según la delimitación establecida en el Decreto 517/2004, de 26 de octubre, de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (BOJA nº212, de 29 de octubre de 2004).

  • Chanca de Zahara

    Identificación

    Chanca de Zahara.

    Ubicación

    Calle Gobernador Sánchez González sin número.

    Fecha de construcción

    Siglo XVI.

    Descripción

    Aún teniendo en cuenta las funciones residencial y defensiva, en el castillo de Zahara sobresale de manera destacada la industrial. Así, la fortaleza se erige también en una impresionante chanca en la que se trabajaban los atunes capturados por la almadraba zahareña, cuya relevancia en el siglo XVI, de la cual da buena muestra el volumen de capturas, la hacía merecedora de unas instalaciones acordes con ella.
    En la chanca de Zahara, delimitada por los cuatro lienzos murarios del recinto defensivo, observamos determinados elementos arquitectónicos, hoy muy transformados o deteriorados, que nos revelan su función. Hablamos de la “bóveda de la sal”, actual nave de la iglesia parroquial, o del “almacén de madera”, hasta hace poco discoteca. Ambos habitáculos conforman parte de un patio en cuyo perímetro estabn situadas las pilas de salazón, así como los llamados “postes de la enramada”, en los que se curaba el pescado. En él, además, se guardaban las embarcaciones. En otro de los lados de este patio se observan los restos de una edificación, que en su día albergó, entre otras dependencias, un almacén, un saladero y una carnicería en su planta baja, y un oratorio y cuartos, para el capitán de la almadraba, el vestidor, el contador, etc., el la alta.

    Datos históricos

    A los duques de Medina Sidonia las almadrabas de Zahara y Conil les reportaban pingües beneficios, muestra de ello son las chancas de ambas poblaciones, levantadas por los Guzmán durante el periodo que gozaron de mayor esplendor. A lo largo de la Edad Moderna la chanca de Zahara se convirtió en una factoría de salazones de primer orden, si bien, y ahí radica también su interés, siguió funcionando hasta el siglo XIX y parte del XX. Por cierto, el Consistorio Nacional Almadrabero, que explotó la almadraba de Zahara entre 1929 y 1936, realizó varias modificaciones en el recinto, en el entorno de la torre de poniente. Algunas de sus dependencias, como las edificadas en el lienzo norte (almacenes, oficinas, etc.), fueron construidas sobre habitáculos de la antigua chanca. A todo esto, parte de ellas, tras abandonar el Consorcio las instalaciones, serían utilizadas como cuartel por la Guardia Civil.

    Usos y estado de conservación

    De las edificaciones que integraban la chanca, tan sólo la “bóveda de la sal”, gracias a su reutilización como templo desde 1906, presenta un estado de conservación aceptable. El del resto, resulta penoso, fruto del abandono y de las más que discutibles reutilizaciones que ha sufrido y sufre (discoteca, cine de verano, real de la feria, etc.).

    Situación administrativa

    La consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, a través de la Orden de 14 de octubre de 2004, resolvió inscribir al bien denominado Fortaleza y Casa Chanca-Palacio de Las Pilas, con carácter específico, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como lugar de interés etnológico (BOJA nº. 226, de 19 de noviembre de 2004). Resulta de sumo interés esta Orden dado que en sus instrucciones particulares se establecen las intervenciones, actividades, elementos y materiales que se podrían aceptar y aquellos otros que no, tanto en el inmueble como un su entorno (punto B).

    Además el Ayuntamiento de Barbate, en su Normativa de Protección y Prevención del Patrimonio Histórico de Carácter Arqueológico (BOP nº. 78, de 3 de abril de 2004), le otorgó el nivel de protección integral, máximo nivel de protección que se asignó a aquellos yacimientos que debían ser conservados íntegramente para su estudio y disfrute cultural público.

Imprimir Correo electrónico